Blog personal de Ángela Beato. Escribo lo que siento. Digo lo que pienso. Procura no tomarme demasiado en serio.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Maniobras de combate


“Sigue… sí… ahí... no pares… más”. La teniente dirige la operación de asalto. El sargento acata sus órdenes hasta casi alcanzar el objetivo y, cuando adivina la explosión, se repliega. “No me tortures, por favor”. Pero él ya ha iniciado la maniobra de explorar el campo de batalla. Y, desplegada toda la artillería, a ese combate cuerpo a cuerpo solo le falta fuego a discreción.


Esto que acabáis de leer lo escribí hace un par de meses y lo presenté a un concurso de microrrelatos eróticos organizado por un sex-shop (no se me ocurrió mejor entrenamiento para llegar al Planeta ;-). Me hacía gracia intentar crear algo en ese registro y me salieron las líneas que habéis visto. Las bases del certamen especificaban que el texto no debía superar las cinco líneas, así que el reto radicaba en contar una historia sintetizando al máximo. Por añadir algún grado de dificultad al desafío, opté por eludir el lenguaje explícito y jugar, a cambio, con la metáfora bélica.

Ignoro si he logrado mi propósito inicial de describir con nitidez un tórrido combate sexual entre dos militares, o por el contrario quien lo lee experimenta un acusado descenso de la libido. El caso es que a mí me divirtió escribirlo y el jurado también debió encontrarle algo. No, no penséis que "Maniobras de combate" ha ganado, pero sí ha sido seleccionado -contra todo pronóstico- para formar parte de la antología del I Concurso de Microrrelatos "Erotismo en estado puro". ¿Mérito? Pues no sé si mucho, la verdad... Junto con el mío han sido 650 los microrrelatos elegidos para aparecer en este libro de entre los más de 1.400 presentados al concurso. Por supuesto la organización ofrece la posibilidad de adquirir la antología por un módico precio.



El aspirante a escritor "normal" compraría el libro sin dudarlo (13,80 euros), así que echad cuentas del negocio. Yo ni siquiera he reservado mi ejemplar de recuerdo -conmigo los emprendedores literarios no salen de pobres-, soy demasiado despegada. Eso sí, como una cosa no quita la otra, agradezco profundamente y reivindico de manera entusiasta los concursos de cuentos y relatos, sobre todo los que permiten la participación vía correo electrónico, aunque haya quien siembre la duda sobre este tipo de certámenes.


1 comentario:

  1. Enhorabuena!!!Ahora toca algo con más lineas y mejores beneficios!!

    ResponderEliminar