jueves, 7 de enero de 2016

Enganchadas a Wattpad

Wattpad se presenta como la comunidad más grande del mundo para lectores y escritores. Se trata de una plataforma social de escritura, con aplicaciones para móviles y tablets, que ofrece de manera gratuita libros y relatos redactados por sus usuarios. La descubrí hace un par de años, aunque viene funcionando con bastante éxito desde mucho antes. Cualquiera que lo desee puede dejar fluir su creatividad y escribir un texto breve, un poema, una novela, un cuento o cualquier escrito para que otros usuarios lo lean, juzguen, comenten o sugieran. Me pareció una buena oportunidad para quien desea iniciarse en el complicado mundo de las letras, aunque entre su material encuentres bastante morralla y abunde mucho aspirante –quiero y no puedo- a convertirse en superventas y emular a Anna Todd. Imagino que habréis oído hablar del fenómeno “After”. Surgió también en Wattpad. Esta joven norteamericana, fan de One Direction y casada con un militar, supongo que aburrida de estar sola en casa esperando el regreso del frente de su joven esposo, comenzó a escribir una historia de amor juvenil con toques eróticos inspirada en uno de los miembros de la banda y la subió a Wattpad, donde llevaba tiempo observando el material que generaba el fenómeno fan. Las usuarias de este portal “literario” se colgaron de la historia, ofrecida por capítulos diarios, y pidieron más. Así Anna Todd parió una larga historia de amor, sexo y desamor entre una chica buena, Tessa, y un chico malo, Hardin, que, finalmente, terminó siendo editada y comercializada formalmente y que en España dio el salto de la web al papel de la mano de Planeta.

Mi hija acaba de descubrir Wattpad por culpa de Instagram. Algunas adolescentes seguidoras de artistas teenagers, como Gemeliers o José María, han imitado esa tendencia norteamericana de inventar historias protagonizadas por sus ídolos musicales. Publican un avance junto con las fotos de los cantantes en Instagram y remiten a Wattpad para leer el relato completo. Crías como la mía terminan enganchadas a la vieja receta de la novela por entregas, plagada de sueños y deseos inconfesables, aunque en una versión modernizada, virtual y al gusto del consumidor. ¡Ay, si la popular Corín Tellado levantara la cabeza! Al menos la dama de la novela rosa sabía escribir, algo que todavía les falta por aprender estas "escritoras". Con una media de 14 años y sospecho que un 6 ramplón de media en los estudios, abducidas por el lenguaje abreviado del whatsapp, escriben unos textos que te abren las carnes. Por que os hagáis una idea, he aquí lo que leía mi hija el otro día: 


No se si me han impactado más las faltas de ortografía en sí o la expresión (encima mal escrita) “la típica quarentona”…

Wattpad puede ser una plataforma estupenda para empezar a escribir, o para que otros lectores lleguen a tu obra, opinen, corran la voz... Incluso es una manera fantástica de descubrir nuevos talentos y –si me apuras- de fomentar la lectura entre el público juvenil. Pero creo que los responsables de esta herramienta deberían tratar de incorporar siquiera un corrector ortográfico –ser humano o máquina- para que los autores precoces, por llamarlos de alguna manera, sean capaces de evitar las faltas, y los adolescentes que los leen no piensen que “a ver” realmente se escribe con “h” y con “b”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada