martes, 15 de marzo de 2016

Demasiada carne

Lane Bryant es una marca de moda especializada en tallas grandes. Para promocionar sus línea de ropa interior apostó por un anuncio en blanco y negro, sobrio, sin música, en el que varias modelos aparecen ataviadas con algunos de sus conjuntos de dos piezas y van explicando para qué están hechos sus cuerpos.


Este anuncio ha sido censurado por dos cadenas de televisión en Estados Unidos, la NBC y la ABC. Como habéis podido apreciar no hay desnudos explícitos ni topless, no se ve ningún pezón, ni un glúteo, pero para los responsables de estas cadenas se ve demasiado… Para ser más exactos se ve demasiada carne, la que -pensarán- les sobra a las mujeres que protagonizan el spot y que son lo que familiarmente conocemos como gordas.

La campaña con el lema “This body” pretende ser un homenaje a las mujeres que no tienen medidas perfectas pero que se sienten atractivas; mujeres que presumen de sus curvas y de lo que son capaces de hacer con ellas; mujeres que paren y dan el pecho a sus hijos; en resumen, mujeres como el 90% de la población femenina. Porque no olvidemos que las modelos de pasarela, las que cumplen con los cánones comerciales de belleza, son una minoría y juegan además con la desventaja de que -sí o sí- algún día se ajarán como el resto, por mucho que el refranero popular contradiga mi argumentación con eso de que “la que tuvo, retuvo”.

Probablemente los responsables de la emisión publicitaria en NBC y ABC, al considerar inapropiado el anuncio, no hicieron más que proteger los intereses de su audiencia. Deben pensar que sus espectadores enchufan la tele para soñar y evadirse de su triste existencia. Y, por supuesto, no quieren encontrarse en la pantalla lo que ya tienen a su lado en el sofá.

Cretinos.

Que las Tres Gracias de Rubens se olviden del prime time.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada