lunes, 9 de mayo de 2016

Leer o no leer, esa es la cuestión

Un 40% de los españoles no lee ni un libro al año. Lo dice la última encuesta del CIS. Curiosamente, al ir a confirmar el dato me he encontrado con titulares semejantes de años anteriores sobre el mismo asunto pero con distinto porcentaje. En enero de 2015 era un 35% el que no leía nunca o casi nunca. En julio de 2009 el porcentaje era inferior, un 21%. En marzo de 2001 llegaba al 42%. Me pregunto por qué se dan estas oscilaciones. Quizá entre una encuesta y otra la suerte o la demoscopia quiso que se multiplicaran los encuestados amantes de la lectura o los encuestados embusteros. Es igual.

Quedándonos con el dato más actual, el del 40% de españoles que no lee ni un libro al año, según la estadística, mencionan varias razones para justificar su falta de hábito lector: la principal es que no les gusta, después le echan la culpa a la falta de tiempo y una parte de los encuestados no lectores confiesa que prefiere emplear su ocio en otros entretenimientos.



En el polo opuesto, ese 60% de los españoles que sí tiene un libro en la mesilla explica que lee para disfrutar, distraerse, informarse, aprender cosas nuevas o mejorar el nivel cultural. A mí no me ha entrevistado el CIS, no soy tan privilegiada como mi amiga Chus que anda presumiendo por ahí de que recibió en pijama a uno de sus encuestadores ;-) Pero si lo hubiera hecho me habría posicionado en el bloque del 60%. A mí sí me gusta leer, sobre todo antes de dormir. No le hago ascos ni al papel ni a la pantalla, aunque los libros voluminosos prefiero devorarlos en formato ebook, por comodidad en el manejo. Si tuviera que montar una tienda sería una librería y si tuviera que elegir otra ocupación en una próxima vida me decantaría por trabajar en una biblioteca. No tengo ni idea de cuántos libros leo al año, no los cuento, aunque es posible que la cantidad indicara algo de compulsión. Todo esto se lo habría dicho al entrevistador del CIS si me lo hubiera topado, y además le habría pedido que anotara diez razones por la que yo leo libros y por las que recomiendo leer a todo el mundo:

-Para ejercitar la vista y la neurona.
-Por pura evasión.
-Para admirar la belleza que un buen escritor es capaz de crear con las palabras.
-Para sorprenderme porque una editorial haya publicado un truño.
-Para aprender a escribir.
-Para no dar el tiempo por perdido.
-Para saber si es mejor el libro o la película.
-Para ampliar los temas de conversación.
-Para recomendar buenas lecturas a los amigos.
-Y porque no se me ocurre pasatiempo más placentero… bueno, quizá sí.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada